fbpx

Descubre Cangas
de Onís

Historia, Naturaleza y Aventura.

Cangas de Onís, ubicada en el Oriente de Asturias (España) es una población que atrae a turistas de toda España e incluso foráneos, porque en ella se mezcla la historia del Principado de Asturias, la naturaleza que la rodea, una muy buena gastronomía y también el ocio. Existe la posibilidad de realizar actividades de aventura en un marco con una belleza incomparable.

Hace ya cerca de tres décadas que en la zona se comenzó a realizar la actividad del Descenso del río Sella en Canoa. A partir de ese momento, comenzaron a desarrollarse otras actividades de aventura, tales como el Rafting, Barranquismo, Rutas en Quad, Rutas en Buggy, Paseos a Caballo, Paintball, Espeleología, Senderismo, etc.

Aquí la oferta hotelera es muy amplia para la población que es, pero se aumenta también con el alojamiento en establecimientos rurales, de los pequeños pueblecitos del concejo.

La Historia de
Cangas de Onís

Hablar de Cangas de Onís, es hacerlo de uno de los lugares con más historia de España, por no decir el que más. Se convirtió en primera capital del Reino de Asturias, y lugar de la Corte, elegido por el Rey D. Pelayo, allá por el año 718, después de la batalla de Covadonga. Por ende se dice que Cangas de Onís, fue la primera capital de España, además de ostentar siendo una pequeña localidad, el título de “Ciudad” que le fue concedido en 1908.

Así pues, visitar Cangas de Onís, implica estar en un lugar milenario, que tiene a sus espaldas mucha de la historia de España. Sus calles y sus monumentos invitan a la reflexión y sin poder evitarlo, parece que uno se siente trasladado temporalmente a aquel tiempo. Se vienen a la cabeza imágenes pictóricas de aquella época, en la que Cangas era entonces, el núcleo más importante de Asturias.

Qué visitar y hacer
en Cangas de Onís

Covadonga.

Sitio en el se originó el Reino de Asturias hace más de 1.300 años.

Lagos de Enol.

Muestra inigualable de la belleza del Parque Nacional de Picos de Europa.

Ambos lugares están ubicados en el Concejo de Cangas de Onís.

El Puente Romano.

Monumento destacado y representativo de la ciudad de Cangas de Onís. Por él discurría una antigua calzada romana.

Se conoce como “Camín de la Reina” desde que Isabel II pasase por ella camino a Covadonga.

Capilla de Santa Cruz.

Monumento histórico con origen en la época en que D. Pelayo reinaba y su corte estaba en la misma ciudad de Cangas de Onís.

Monasterio de San Pedro de Villanueva.

Que se piensa que fue levantado en tiempos de Alfonso I. Aunque las primeras noticias de su existencia datan del Siglo XII.

Aula de la Monarquía.

La Iglesia parroquial con la estatua de D. Pelayo en los jardines que hay delante de ella, el Palaciu Pintu, sede de la Delegación de la Agencia Tributaria, la Casa Dago que alberga la Oficina del Parque Nacional de Picos de Europa.

Descenso del río Sella en Canoa.

Las actividades de aventura, representan uno de los atractivos de la ciudad. El Descenso del Sella representa una de las actividades más atrayentes para los turistas.

Cerca de
Cangas de Onís

Venir a Cangas de Onís, significa que debes visitar determinados parajes naturales:

Lagos de Covadonga.
Para ir hasta allí, tendrás (si es en verano, Semana Santa o alguno de los puentes largos del año) que subir en autobús público, pues está activo el Plan de Acceso a Lagos.

Bulnes.
Yendo hacia otra zona, desde Cangas de Onís y a unos veinticinco minutos está el Funicular que te lleva al corazón de los Picos de Europa, al pueblecito de Bulnes. También si eres senderista, se puede subir caminando observando ya toda la belleza del paisaje. Este trayecto dura unas dos horas y cuarto aproximadamente.

La Olla de San Vicente.
Está cerca de Cangas de Onís, en dirección al Puerto del Pontón. Está en el pueblecito vecino de Tornín. Una vez allí, en el Puente del Dobra, se coge un sendero que te lleva a ella. En verano está llena de gente.

El Bosque de Peloño.
Está a unos 45 minutos desde Cangas de Onís. Se coge la carretera que va hacia el Puerto del Pontón, y a unos 15Kms. se toma el desvío que va a Ponga. Una vez en San Juan de Beleño, se va hacia arriba hacia el pueblo de Viego, y hay una desviación allí que va a Les Bedules, lugar en el que comienza el sendero que recorre el Bosque de Peloño.